Alonso rescata a España

junio 24, 2012

Se rompió la estadística, España nunca había ganado a la selección francesa en partido oficial, ahí va la primera, y con claridad. Los galos, azotados por un vestuario donde no se controlan los egos, salieron a jugar el partido, no a ganarlo. Carcomidos por el miedo o excesivo respeto, Blanc dejó fuera a un pilar básico, como es Nasri, y dio entrada a Reveillere en el lateral derecho para poder adelantar a Debuchy a la línea de centrocampistas y contener el juego español.

Desde el principio se comprobó que apenas tenían fe en la victoria, y un requisito necesario para ganar a la campeona del mundo es el descaro, como enseñaron Portugal y Argentina, ¿respeto? Por supuesto, ¿miedo? Ninguno. Por parte de España, Vicente del Bosque optó por el recurso del ‘falso 9’, los cambios: magníficos. La entrada de Pedro dio oxígeno al equipo y fue en todo momento una referencia.

Alonso celebra el primero de sus goles frente al conjunto galo

    Benzema era un islote, nadie le servía balones, calidad le sobra a raudales, pero teniendo delante a dos de los mejores centrales del mundo, Ramos y Piqué, poco pudo hacer. Ribéry también estuvo por debajo de las expectativas, al igual que toda Francia, se esperaba un equipo queriéndole disputar la posesión a ‘La Roja’, pero los de Blanc salieron con un trivote defensivo compuesto por M’vila, Cabaye y Debuchy.

Fue un partido de pocas ocasiones, España contó con la suerte de tener una eficacia máxima, pero es evidente que la escasez de goles preocupa, y más sin Villa. Y es que esta vez tuvo que ser un hombre del doble pivote quien enseñara el camino de la victoria, Alonso. El  de Tolosa mojó por partida doble en el día en que cumplía 100 partidos con la selección absoluta.

El primer gol llegó por la banda de Jordi Alba, genial durante todo el campeonato, es de largo el mejor lateral izquierdo de esta EURO 2012, parece que lleva toda la vida en la Selección y lleva menos de 10 internacionalidades. Sin duda, el fichaje de largo recorrido del Barcelona, se asentará y será un fijo en las convocatorias del seleccionador.

Alba llegó a línea de fondo tras una gran pared con Iniesta, Debuchy tropezó y el actual lateral del Valencia la puso pasada, al segundo palo, donde apareció el centrocampista del Madrid libre de marca para rematar a gol pillando a contrapié al meta del Lyon, Lloris. A partir de ese momento, España se dedicó a tocar y no volvieron a inquietar la meta del galo hasta la aparición del eléctrico Pedro que rompió la cadera de Rami con una majestuosa bicicleta y fue arrollado por Reveillere. El árbitro, muy bien, todo hay que decirlo, pitó la pena máxima que nuevamente Alonso se encargó de transformar.

Ahora espera Ronaldo en semifinales, sin olvidar a gente como Nani o Moutinho, son el último escollo antes de la gran final que se jugará en Kiev el 1 de Julio.

Anuncios