Phelps ya es el más grande

El tiburón de Baltimore ya es el atleta olímpico con más medallas de la historia de los Juegos Olímpicos, 19 con las dos que consiguió ayer. Bien es cierto que no las consigue con la suficiencia de Pekín 2008 y que se la han escapado dos medallas importantes, –Francia les ganó el relevo de 4×100 y Chad Le Clos le ganó su prueba favorita a escasos metros del final-, pero nadie duda de que es uno de los más grandes de la historia. Ya tiene su sitio en el Olimpo deportivo, que nunca le será arrebatado.

Phelps enseña su oro en relevos 4×200

    En este mismo deporte, la china Ye Shiwen es la sensación de los Juegos, con 17 años se ha colgado dos oros y ha pulverizado todos los récords olímpicos. Ha llegado incluso a desbancar a Ryan Lochte  en algunos parciales. Hay quien duda de ella, se habla de dopaje. Desde luego no deja de ser sospechoso; ver para creer.

    En lo que se refiere a la delegación española, las medallas todavía se resisten; Ander Elosegi volvió a quedar en cuarta posición como hiciera en Pekín 2008 en las aguas bravas con su canoa. Por si fuera poco, la mala suerte se ha cebado con los españoles: empate de Francia en el último segundo al equipo femenino de balonmano, gol mal anulado en waterpolo masculino que nos daba un empate con sabor a victoria y derrota en la última jugada del partido de balonmano masculino. A todo esto se suman las lesiones de dos de nuestros jugadores de hockey, la mala suerte de Mireia Belmonte y la polémica decisión en judo.

Sin embargo, el baloncesto sigue yendo sobre ruedas. Los hombres de segunda línea fueron esenciales para la victoria de un combinado australiano que solo se vio lejos en el marcador después del parcial 10-26 en el tercer cuarto. Rudy cuajó un grandísimo partido, tras haber recibido tres puntos de sutura por el impacto de una cámara cuando se disponía a recuperar un balón insalvable.

Gasol se dispone a machacar el aro

     No se consiguió una derrota tan abultada como la de USA a Túnez, que prácticamente con el equipo suplente y ni siquiera a medio gas fue capaz de pasar por encima de un combinado muy inferior. Incluso el número 1 del draft, Anthony Davis, disfrutó de muchos minutos con los mejores jugadores del mundo, de lo que se aprovechó realizando varios alley-oops. Sin duda se espera que esa sea la gran final: USAEspaña, y que podamos ver un emocionante partido con todas las estrellas sobre el parqué.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s