La suerte sonríe a Italia

El último partido de cuartos de final de esta EURO 2012 se resolvió de la manera más dramática posible, desde el punto fatídico. Italia e Inglaterra no fueron capaces de mover el marcador inicial, primero en los 90 minutos, y luego, acabado el tiempo reglamentario, con los 30 minutos de prórroga. Tanto Joe Hart, portero del Manchester City, como Gianlugi Buffon mantuvieron sus porterías a cero. Se esperaba un partido disputadísimo, con Italia llevando el mando del encuentro y el conjunto de Hodgson haciendo contras letales con sus puñales por las bandas.

Gerrard disputa el balón con Marchisio

    Durante los 120 minutos de partido no hubo grandísimas ocasiones, Balotelli tuvo un par que debió materializar, a medida que avanzaba el encuentro los atacantes italianos intentaban los disparos lejanos con el mismo resultado, empotrados contra la defensa inglesa. De las ocasiones británicas cabe destacar un paradón de Buffon a bocajarro ante un tiro mordido de Johnson, uno de los mejores laterales derechos del torneo.

    En todo momento fue un festival de juego de Pirlo, juega, hace jugar y ¡cómo lo hace! Parece que los años no hacen mella en el excelentísimo centrocampista de la Juventus, es el pensador de Italia, todos los balones pasan por él y no deja a nadie indiferente. El combinado italiano se acordará mucho del ex del Milán cuando decide colgar las botas, un jugador de díficil sustitución.

Así se llegó a la tanda, en Inglaterra entraron de refresco Carroll, Walcott y Henderson, pero aportaron realmente poco. Por parte de Italia entraron Maggio, Nocerino; que consiguió un gol en posición ilegal, bien anulado, y por último Diamanti, que transformó el penalty decisivo.

Pirlo transforma su penalty ‘ a lo Panenka’ con una sangre fría de crack mundial

    La tanda de penaltys comenzó mal para la ‘azzura’ cuando Montolivo no fue capaz de ver puerta desde los once metros. Anteriomente habían materializado Balotelli y Steven Gerrard. Después del fallo del jugador de la Fiorentina le tocó el turno a Rooney, que de disparo cruzado batió a Buffon. A continuación, y para recortar distancias, le tocó el turno al mago de Italia, que marcó picando la bola ante la incredulidad inglesa, con los nervios a flor de piel fue capaz de lanzar la pena máxima como lo hizo Panenka en esa Eurocopa que ganó Yugoslavia.

    El siguiente fue Ashley Young, el extremo del United no tuvo suerte y empotró el balón en el larguero en su intento de marcar por la escuadra. Nocerino marcó para la ‘squadra azzura’ antes de que Buffon sirviera la clasificación a Diamanti con su parada a Ashley Cole. Finalmente, Diamanti engañó a Hart, por lo que se verán con Alemania en semifinales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s